Envío gratis por compras superiores a $175.000. Revisa tus datos y forma de envío antes de confirmar.

Cómo salir del ciclo del consumismo salvaje

¿Serías capaz de no compras nada por un año completo, a parte de lo que realmente necesitas?

 

Hemos hablado mucho de los límites planetarios que hemos excedido, siendo millones de seres humanos consumiendo distintos tipos de cosas que necesitan energía para ser producidas, transportadas, empacadas, que tienen empaques probablemente no biodegradables, de fuentes no renovables. Y lo peor de todo es que no siempre las necesitamos, ni usamos del todo.

Bueno, no tenemos por qué ser así, realmente podemos tener hábitos que cambien la forma en la que el humano actual consume. No sólo es por el medio ambiente, también por nuestras finanzas, y por nuestra sencilla paz mental.

 

Por aquí les dejo unos consejos que me parecen esenciales:

 

 

🐢    Deja que se te acabe un producto antes que lo vuelvas a comprar, y espera un ratico más.

Pregúntante... si hay un apocalipsis zombie ¿qué harías sin ese producto?, ¿tu mundo cambiaría realmente o seguiría igual?

A veces es bueno extrañar un producto... la vida sigue (a menos que sea un medicamento que realmente necesitas, o alimento). 

 

 

🐰   En vez de botar a la basura algo que se averió o rompió intenta arreglarlo antes.

Seguro tiene arreglo, además hay muchas personas que aman reparar cosas (pregúntale a tu abuelo, por ejemplo). También puedes apoyar un negocio local que repare cosas cerca a ti: siempre hay uno y si lo buscas lo encuentras. Otra opción siempre va a ser YouTube, ahí hay tutoriales para absolutamente todo.

 

🐢   Compra de segunda.

Está de moda: no te preocupes. Encuentra marcas que vendan cosas de segunda mano (o pre-loved, como dicen por ahí), siempre las restauran y limpian muy bien antes de venderlas. Ya tenemos un blog con una guía para encontrar ropa de segunda, da clic aquí para ver. Igualmente esto debería hacerse con muebles, ítems de cocina, carros, y para esto hay mil grupos de Facebook que pueden facilitar la búsqueda.

 

🐰 Pide prestado, y presta.

En vez de salir corriendo a comprar eso que tu amig@ o el/la veci probablemente te pueda prestar piénsalo dos veces. De paso haces vida social y ahorras unos pesos. ¡Sal de tu zona de confort!

 

🐢   Piensa en calidad, antes que en cantidad.

Sí, ya sé que esas tiendas que venden todo a un dólar son irresistibles a veces, porque compras todo muy barato... inclusive aquello eso que no necesitas. Recuerda que comprar cosas que no necesitas es sólo otra forma de robarte a tí mism@. La realidad es que esos productos más baratos son casi siempre de peor calidad, pero esto no es una regla. Investiga bien antes de comprar.

 

🐰  Acumula experiencias, no cosas.

Tenemos que cambiar de mentalidad en cuanto a las cosas y pensar realmente para qué necesitamos comprar tantas cosas todo el tiempo. ¿Estamos comprando tanto porque estamos aburridos? ¿Salimos de shopping por la emoción que nos da tener algo nuevo, o que llegue nuestro pedido a casa?

Todo eso se puede resolver viviendo más y comprando menos. Nuestra relación con la gente, las cosas que vivimos, que nos hacen ser felices o estar tristes... eso hace nuestro legado. ¡Qué vergüenza dejar de legado un closet lleno de ropa que difícilmente usé, o una cocina llena de utensilios que ni idea para qué son y quedarán sepultados en polvo! Hagamos que nos recuerden por quienes fuimos realmente.

 

Por último, les dejo por aquí un TedTalk sobre Menos cosas: más felicidad.

 

 

Deja en los comentarios el mayor tiempo que has pasado sin comprar cosas.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados