Gua Sha y Face Roller: usos y beneficios

Gua Sha y Face Roller: usos y beneficios

El gua sha y face roller son herramientas que han llegado para quedarse en el skincare, te contamos cómo funcionan, y cuál es la mejor forma de usarlos.

 

El gua sha y el face roller son una terapia alternativa natural que consiste en raspar la piel con una herramienta de masaje para mejorar la circulación, estas herramientas son suaves y no dañan la piel, lo que hacen es presión.

Dato curioso: esta herramienta se usa hace 2000 años en China, para una belleza a largo plazo duradera de la piel.

Esta antigua técnica de curación china puede ofrecer un enfoque único para mejorar la salud, abordando problemas como el dolor crónico. Se hacen masajes en la piel con movimientos cortos o largos para estimular la microcirculación del tejido blando, lo que aumenta el flujo sanguíneo.

Idealmente se usa un aceite de masaje en la piel con la herramienta para rmasajear repetidamente la piel con un movimiento hacia abajo.

Estas herramientas están destinadas a abordar la energía estancada, llamada chi, algunos médicos chinos creen que puede ser responsable de la inflamación en distintas partes del cuerpo. Se cree que frotar la superficie de la piel ayuda a romper esta energía, reduce la inflamación y promueve la curación.

El gua sha originalmente se realiza en la espalda, las nalgas, el cuello, los brazos y las piernas de una persona. Incluso se usa una versión suave en la cara como técnica facial, que es el que se ha comercializado internacionalmente y de hecho en la que nos enfocaremos.

 

Se usa cuando ya tienes la piel desmaquillada, limpia e hidratada, ya sea en la noche o en la mañana, aunque en la noche es mejor ya que te aporta relajación gracias a que libera tensión. Lo importante es ser constante y dedicar unos minutos todos los días para este ritual.

Puedes usar el gua sha y el rodillo como herramientas complementarias, aprovechando el gua sha para un efecto lifting, y el rodillo para activar la circulación y aplanar las arrugas.

Usa la herramienta con una presión leve (no debe doler), utilizando una mano de apoyo, ejercitando cada lado de la cara por separado. Empieza de arriba a abajo y de adentro hacia afuera. No olvides antes tener la piel (y las herramientas) limpia y aplicar un aceite adecuado para tu piel. La herramienta gua sha se va a acomodar con sus formas a tus curvaturas faciales.

Empieza por el centro de la frente, dividiéndola en 3 secciones, deslizando la herramienta desde las cejas hacia la línea de crecimiento del cabello. Cada movimiento va a tener 3 repeticiones una después de la otra.

Pasa a las cejas, deslizando a lo largo de los huesos de la ceja, desde adentro hacia afuera. Pasa por el contorno de tus ojos, empezando por la esquina interna del ojo y deslizando delicadamente hacia afuera, hacia la sien, puedes enfocarte en la sien unos minutos. Pasa por las mejillas empezando por la nariz trabajando movimientos ascendentes a las orejas. Pasa ahora por los labios, de adentro hacia afuera, ahora pasa por por la línea del mentón, desde el centro de la barbilla hasta el lóbulo de la oreja. Lo último es el cuello, divide esta parte en 4 áreas y pasa la herramienta por cada sección de arriba a abajo, ten cuidado en esta parte de no aplicar demasiada presión, sobre todo si estás embarazada. No debes pasar la herramienta sobre heridas abiertas, áreas inflamadas. Limpia bien y deja secar, guarda en un lugar seguro, ya que sn herramientas frágiles.

 

Compra el gua sha dando clic aquí

Compra el face roller dando clic aquí

Escoge tu sérum aquí.

 

 

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.