Guía básica de compostaje casero

Guía básica de compostaje casero

 

 ¡Bienvenidx al mundo del compostaje!

El compostaje representa la magia de la vida en su máxima expresión, y amamos que hayas decidido hacerlo porque es una de las cosas que realmente ayudan al planeta con todo el power, va acorde a sus reglas y principios básicos ya que es la transformación de la materia, demostrando que en este planeta nada sobra si jugamos con sus reglas.

Aquí dejamos algunas razones para compostar, para que lo compartas con los incrédulos:

🌿 El compost reemplaza el fertilizante o abono artificial, reduciendo así el consumo de estos productos y los efectos contaminantes a su producción.

🌿 El compost mejora la calidad del suelo, devolviéndole nutrientes (que se liberan lentamente) que necesitan las plantas para crecer.

🌿  El compost puede ayudar a que no crezca tanta "maleza" haciendo más fácil la jardinería.

🌿 El hecho de separar los residuos y aprovecharlos hace que estos que pueden ser aprovechados no vayan al relleno sanitario, en donde normalmente se libera CO2 y general problemas para los barrios aledaños.

🌿 Compostar no es anti-higiénico, hay un momento en el compostaje que la temperatura sube y mata organismos no deseados. No debe generar mal olor ni exceso de moscas si se hace bien.

 

Bueno, primero lo primero... ¿qué puedes y qué no puedes compostar a nivel doméstico?

✔️ Puedes compostar residuos de cocina y hogar como restos crudos de verduras y frutas, restos del café y té, papel sin tinta, pelos, uñas, flores, ramos marchitos y plantas, viruta y cenizas de madera no tratada, cáscaras de hueco, restos de jardinería, poda de pasto, hojarasca, fruta y verdura dañada. Puedes compostar pero en poca cantidad: cítricos, papel de cocina y toallitas de papel, cartón, tomate en grandes cantidades.

✖️ No puedes compostar carne, pescado, huesos, productos lácteos, comida cocinada, pan, copos de cereales, vidrios, metales, plásticos, ceniza de carbón, químicos, restos de barrer o aspiradora, mezclas de materiales (como tetrabrick, pañales desechables), papel impreso con tinta química.

 

Materiales:

Compostera, rastrillo, tijeras.

 

👟 Pasos:

1. Cortar todo el material orgánico lo más pequeño posible, esto va a hacer que el proceso sea más rápido. Mezcla material seco con húmedo, material viejo con fresco en pocas cantidades (esto puede ser un acelerador de compost).

2. Depositar en la compostera el material, es importante que quede esponjoso y no todo el material comprimido, para que pueda entrar oxígeno que va a permitir la descomposición y transformación.

3. Voltear y revolver el material para oxigenarlo con el rastrillo.

4. El compost maduro o listo tiene un color marrón oscuro (negruzco), huele a tierra de bosque, está ligeramente húmedo, muy ligero y esponjoso, al tenerlo listo utilízalo como fertilizante en tus plantas o regálalo a alguien que lo necesite en su huerta.

 

😵  Cómo resolver posibles problemas, compostar es algo instintivo, pero si tienes algún problema acá te dejamos las causas y soluciones más comunes:

Malos olores.

  • A huevo podrido: el compost está demasiado húmedo e insuficientemente aireado. Hay que voltearlo o removerlo algunos días seguidos, mezclar picadillo de paja, tierra o bien espolvorear con polvo de piedras y taparlo para protegerlo de la lluvia hasta que los malos olores desaparezcan.

  • A amoníaco: hay demasiado material verde (nitrógeno). Es necesario añadir material estructural o marrón y mezclar correctamente.

Lixiviados. El compost está demasiado húmedo. Actuar como en el caso anterior y añadir material seco: hojarasca, papel/cartón no impreso (por lo menos sin impresión a color). Comprobar el buen funcionamiento del drenaje (para eso está la llavecita)

Capa blanca. Si el compost se desgrana al coger un puñado, significa que está demasiado seco. Hay que regarlo ligeramente.

Moscas. A menudo en períodos cálidos los restos frescos de fruta y verdura atraen a pequeñas moscas (moscas de la fruta). En cualquier caso, éstas se mantienen en la misma compostera, que es donde encuentran aquello que las atrae, y no representan ninguna molestia, más bien al contrario, ya que contribuyen al proceso de transformación. Espolvorear con polvo de piedras o tierra, las mantiene a distancia. También se puede actuar enterrando algo los restos de fruta al agregarlos al montón.

Ratas. Llamar al servicio de desratización. En cualquier caso, el compost no ha generado las ratas, sino que posiblemente problemas en el alcantarillado las ha hecho salir y refugiarse en el montón.

 

 

 Para ver nuestra compostera da clic aquí

 

Para ver nuestro servicio El compostman, en el que recogen tus residuos da clic aquí

 

 

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.