Chem Free Casa

 

Como habrán escuchado en los bajos mundos de la limpieza del hogar, muchos de los productos que se consiguen fácilmente y a mejor precio son los más perjudiciales para nuestra salud y el medio ambiente.

Las ventajas de usar productos naturales (sí es posible, y si funcionan bien) van desde mejorar la calidad del aire de la casa, proteger alergias y en general la salud de tu familia y roomies (sobre todo si tienes bebés o mascotas), hasta no poner químicos peligrosos en nuestra agua para que la dañen... agua que necesitamos para existir.


Algunos de los químicos son muy peligrosos y pueden afectar la salud de inmediato, con otros solo verás los efectos a largo plazo. La mayoría tienen nombres complicados y entre más difíciles de pronunciar suelen ser más nocivos, algunos de ellos son: fromaldehido, lejía, amoniaco, cloro, fosfatos, hidróxido de sodio o  potasio carbonatos, peróxido de hidrógeno, cloruro de polivinilo, triclosán, fluoruro, sulfatos, entre otros.

No quiero aburrirlos con nombres complicados, pero mis chiquillos: es muy importante que aprendan a leer etiquetas y saber qué es nocivo y qué es seguro, hay que empezar a ser un poco más exigente con los productos que compramos, ya que uno: es nuestro dinero, y dos: estos productos tienen un efecto directo en nuestra salud y medio ambiente.


Estos son unos consejos prácticos que puedes implementar:


1. Cambia las esponjas sintéticas por esponjas vegetales luffa, estas son básicamente fruto de una planta que se da muy fácil, incluso puedes tenerla en tu jardín (en el centro de la esponja vienen varias semillas). Es una alternativa muy barata, y se sorprenderán con lo buena que es para limpiar, puedes utilizarla para lavar loza, de estropajo, para lavar superficies, etc. Al final, cuando ya esté muy fea y acongojada, la pueden compostar, o en su defecto enterrar bajo tierra.

2. Utiliza toallas reusables de tela en vez de toallitas de papel, siempre es mejor reusar que estar consumiendo nuevos recursos. Entonces, si no las tienes ya, cómprate unas bien guapas y de buena calidad que no vayas a botar.

3. Hay varias maneras de hacer un limpiador multiusos, ahora les voy a mostrar mi receta preferida. Necesitas poner las cáscaras de cualquier cítrico como naranja o limón en 1 litro de agua con una cucharada de azúcar. Esto lo dejas en un envase de vidrio cerrado por 2 semanas y vas revisando cuando ya se vuelva vinagre. Siempre deja un poco para que el siguiente proceso sea más rápido, y revisa periódicamente para que no explote (jajajajaja, es en serio). Combina esto con una cucharada de bicarbonato de sodio, 3 cucharadas de aceite esencial de árbol de té y dos de cualquier aceite esencial que te guste. También puedes añadir un poco de jabón de castilla si te queda fácil, o jabón en barra raspado. Puedes poner esto en un empaque reusado y utilizar la bombilla de algún otro producto, este líquido te sirve para limpiar la mayoría de cosas del hogar.

4. Para una solución que limpie la madera y la deje bonita, utiliza una taza de agua, media taza del vinagre (descrita en el punto anterior), dos cucharadas de aceite, puede ser de oliva, 10 gotas de aceite esencial de limón o algún cítrico y 5 gotas de aceite esencial de cedro.

5. Para sustituir el detergente para la ropa puedes lavar con jabón de castilla, bicarbonato y vinagre, o detergente de soapnuts o jaboncillo, estos son súper seguros y le dan vida a tu ropa.

6. Para lavar el horno haz una pasta de bicarbonato de sodio y déjala un rato. Después limpia con el limpiador multipropósito.

7. Puedes limpiar el aire de tu casa de varias maneras: la primera es adoptando plantas que limpien el aire, como troncos de Brasil, barras de carbón binchotan, o puedes también hervir agua con hojas, o aceite esencial de eucalipto, citronela y limoncillo.

8.Para el lavalozas estamos tan acostumbrados a pensar que solo cuando hay espuma está limpiando verdaderamente, pero esto no es verdad, los sulfatos son los que están generando esta espuma. Hay tiendas que ofrecen lavalozas naturales, pero recuerda siempre verificar los ingredientes.


Estos son los tips básicos, espero sean útiles. Si tienes dudas no olvides dejarlas en un comentario.


 

 

 


1 comentario

  • Qué buenos consejos!!!! La luffa es un cásico, no sé en qué momento lo sintético reemplazó a lo natural.

    Patty

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados