Shampoo y no poo: lo bueno, lo malo y lo feo

¿Has notado que con algunos shampoos tu pelo se pone totalmente rebelde, a veces demasiado seco, demasiado grasoso, y cada vez debes usar con más frecuencia uno o diferentes productos para mantenerlo a raya?

El uso de shampoo (y la falta de uso de este) tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, vamos a revisar esta teoría.

Un poco de historia primero. Mientras que en Indonesia usaban la ceniza de la cáscara de arroz como shampoo, en Sur América usaban la saponina de la quinua. En India se empezaron a usar hierbas para darle ciertas propiedades al cabello, y otras  hierbas con saponina (como las soapnuts) para mantenerlo limpio y brillante, en 1814 esta práctica fue llevada a Gran Bretaña, hasta que en 1927 el alemán Hans Schwarzkopf inventó el shampoo líquido. Originalmente el shampoo y el jabón eran productos muy similares, teniendo sufractantes y detergente en su composición, hasta que en 1930 los reemplazan por surfractantes sintéticos, como los conocemos el día de hoy.

Ahora, los shampoos son muy buenos manteniendo a raya la grasa aparentemente, dando un olor increíble, y claramente manteniendo el pelo limpio pero, ¿qué dicen los desertores de este producto?

Según la página oficial de The Noo Poo Method (el no poo es por la intención de no ponerse m*i*rd* en el pelo, y que rime con shampoo) el cuero cabelludo fabrica sus propios aceites, los cuales son esenciales para mantener el pelo suave, limpio y sano. Lavar el pelo frecuentemente, y adicionándole los químicos fuertes hace que estos aceites se laven, y así las glándulas que los producen están siempre sobre-trabajando. Estas glándulas al ver que ya no hay aceite (porque el shampoo lo limpió), ahora van a producir más aceite aún, y el cabello va a necesitar más shampoo que limpie con este aceite, lo que se convierte en un círculo vicioso.

Pero bueno, ¿ahora cuál será la solución? Los noo-pooers dicen que hay varias formas de llegar a no usar shampoo, una de estas es usar bicarbonato y vinagre de manzana en agua o ir directamente a “sólo agua”. Siempre habrá un periodo de transición de aproximadamente un mes, en el cual el pelo va soltando los químicos de los shampoos antiguos, y las glándulas se van recalibrando, después notarán un pelo sedoso, brillante que se mantiene limpio.

También existen los que dicen que esta práctica es peligrosa, ya que puede llevar a infecciones al estar el pelo muy sucio, pero yo me pregunto: ¿cómo hacían anteriormente sin usar shampoo? No creo que andaran con infecciones y pelo excesivamente grasoso por doquier, yo creo que el cuerpo tiene la capacidad de regularse y sanarse a sí mismo.

Ahora, recopilé unas opiniones de gente que ha probado este método, incluyendo la mía, las escribo al pie de la letra:


“Desde el momento en que ponemos un producto que no es comestible en la piel, cabello o en la boca, estamos desequilibrando los microorganismos que tenemos en las mucosas que separan nuestro interior del medio exterior. Esto hace que cuando ponemos un shampoo por ejemplo antigrasa o antibacteriano, afecta algún organismo tal como una bacteria, pero las bacterias suelen equilibrar a los hongos, y así entre ellos, este desequilibirio se da gracias a un cambio de pH por los productos químicos. Si no es comestible no debes ponerlo en ninguna otra parte de tu cuerpo. Antes debía usar shampoo cada 2 o 3 días porque era muy grasoso, en ese momento dejé de usar shampoo, lo empecé a peinar y a filtrar el agua de mi ducha, ya desde hace 3 años no uso shampoo y mi pelo está perfecto. También me cuido a nivel de alimentación, esto hace que mi pelo no sea ni graso ni seco, además crece más rápido y es más fuerte que antes.”

Terence Hoogstoel, Naturópata e irigiólogo.


“Yo inicié leyendo mucho en Internet sobre las alternativas: experiencias de otras chicas, os contra y los pro. En ese momento estaba en un viaje en Estados Unidos y compré algo parecido a dr. Bronner, después conseguí pure castile soap. Cuando llegué a Colombia, empecé toda una semana a tolerar el cabello sin lavar luego me lave con una cucharada de bicarbonato disuelta en una taza de agua y enjuagué con media de vinagre de manzana y media de agua, así hice por un mes hasta que la grasa del cabello empezó a disminuir. Ya al mes y medio empecé a bajarle a media cucharada de bicarbonato y traté de probar el shampoo que comenté pero me dejaba el cabello muy grasoso, así que entendí que no era mi opción. Seguí entonces con el bicarbonato con media cucharada. Probé también acondicionar a veces con miel, limón y sábila. Y encantada con lo saludable que se siente y se ve el cabello además feliz de no ponerle químicos que llevan a un hiperconsumo. Ahora me lo lavo cada 3 a 4 días porque hago actividad física constante y sudo con facilidad, pero no he sufrido resequedad ni caída de cabello como decían algunas Bloggers. Supongo que exageraron con las cantidades o lavaban diariamente”.

Mayra Bermúdez



“La verdad yo pensé que me iba a dar más duro, pero fue un proceso que se me dio solo. Empecé cambiando el shampoo comercial por el natural (a veces líquido y a veces en barra) y mi pelo simplemente se fue adaptando lentamente (a veces me daba un poco de caspa pero me hacía mascarillas de arcilla con aguacate y un poco de aceite de coco y lavaba), después decidí simplemente lavarme con agua a ver cómo reaccionaba el pelo, y la verdad lo veía brillante y limpio siempre, entonces no vi la necesidad de lavarme nunca, y hasta el día de hoy estoy así, incluso solo lo mojo con agua 2 veces a la semana y ha sido mejor aún porque noté que en 2 semanas me creció como loco. Amo no depender de nada, ya hice el detox de axilas y no uso desodorante y no huelo mal (sólo uso para cuando sé que voy a sudar, y del natural), y ahora el del shampoo, y reduciendo mis cremas tópicas, ya que mi piel se estaba volviendo perezosa y cada vez más seca, la estoy forzando a trabajar por sí misma y fabricar sus propios aceites, y está funcionando. Sólo se requiere determinación y ganas.”

Andrea Gómez (yo)


“Me lo lavaba con bicarbonato y vinagre como dos veces por semana. Al principio muy bien, de hecho no necesité ningún tipo de transición, me funcionó de una y logré regular el exceso de grasa. El problema fue que después se me empezó a poner el pelo sin brillo y seco. Decidí dejar de usarlo y usar shampoos naturales.”

Una chica de Instagram.

 

"Hola soy María y les voy a contar mi experiencia con el método no poo, todo comenzó porque quise dejar de contaminar el agua, así que busqué las alternativas más amigables con el planeta y encontré esta técnica, existía solo un problema, acostumbré mi cabeza durante 20 años a lavarla todos los días con champú, debía empezar un proceso de “desintoxicación”, así que me puse manos a la obra y empecé: la primera semana fue horrible, mi cabello parecía escurrir grasa, mis amigos me decían que olía sucio y decidí darle una segunda oportunidad, continué con solo agua por dos meses más; ya era insostenible, nunca mejoró, por lo cual se me ocurrió incluir en mi rutina de cuidado bicarbonato de sodio, vinagre y cortarme el cabello lo más corto que pudiera para que así el pelo nuevo se acostumbrara a una rutina sin químicos sintéticos. Al método del bicarbonato mi cabeza lo recibió muy bien los primero días, un tiempo después me empezó a picar la cabeza y el pelo me quedaba como tieso, estaba a punto de rendirme cuando encontré el champú de nuez del jabón por una recomendación de mi prima, todo salió a la maravilla, sé perfectamente que todos reaccionamos distinto, así que igualmente intenta el no poo, tal vez sea milagroso en tu cabellera."

María Triana, Raíces Libres blog.

 

 

Si tienes más experiencias, no dudes dejarlas en los comentarios.

 

 

 

Para que hagan su propia investigación y decidan por ustedes mismos, les dejo varias páginas que tienen información al respecto:

https://www.nopoomethod.com/

https://en.wikipedia.org/wiki/Shampoo

https://www.wikihow.com/Wash-Your-Hair-Without-Shampoo

https://www.instructables.com/id/How-to-Go-No-Poo/

https://www.npr.org/templates/story/story.php?storyId=102062969

https://www.thehairpin.com/2011/04/how-to-quit-shampoo-without-becoming-disgusting/

https://www.naturallycurly.com/curlreading/no-poo/the-curly-girl-method-for-coily-hair

https://newsfragancias.com/co-wash-y-no-poo-champu-cabello/


3 comentarios

  • Cuando inicie la transición para recuperar mi cabello crespo decidí empezar con cosas más naturales… El vinagre de manzana funcionó perfecto por el primer mes después el cabello se puso súper seco. Después intenté solo.oavarlo con agua y la.verdad no me funcionó tal vez por lo que estaba en época de transición el cabello alisado ya estaba muy maltratado y la raíz crespa muy grasa. Aprendi a lavarme el cabello cada 5 días y usar shampoo de aloe y aceite de coco … Uso muchas marcarillas naturales con frutas que ya se están dañando y me ha servido un montón. Gracias por este espacio

    Nathaly ChG
  • Cuando inicie la transición para recuperar mi cabello crespo decidí empezar con cosas más naturales… El vinagre de manzana funcionó perfecto por el primer mes después el cabello se puso súper seco. Después intenté solo.oavarlo con agua y la.verdad no me funcionó tal vez por lo que estaba en época de transición el cabello alisado ya estaba muy maltratado y la raíz crespa muy grasa. Aprendi a lavarme el cabello cada 5 días y usar shampoo de aloe y aceite de coco … Uso muchas marcarillas naturales con frutas que ya se están dañando y me ha servido un montón. Gracias por este espacio

    Nathaly ChG
  • Yo lo use por nueve meses, me fue bien siempre y cuando usara aloe vera, pero me era difícil quitarme el aloe bien especialmente cuando no tenía mucho tiempo o estaba de viajes de trabajo y lo terminé dejando. Mi experiencia la dejé registrada en este post y es importante leer las notas porque dejó registradas advertencias : https://coherenciadineroytiempo.wordpress.com/2014/12/15/vivir-sin-champu/

    Dayana Galindo

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados