Envío GRATIS por compras superiores a $175.000. Los envíos con transportadora pueden tener un poco de demora debido a mayor demanda por la pandemia, les pedimos paciencia.

Todo sobre la copa menstrual

Madres, hijas, empresarias, emprendedoras, observadoras, profesoras, madres gatunas y perrunas, aventureras... mujeres: sólo nosotras entendemos esa magia que nos une pero nos hace únicas, ese fuego en los ojos que no nos deja parar de crear y preservar.

Regalémonos a nosotros mismas independencia y salud.

La copa menstrual no tiene blanqueantes, perfumes ni otros químicos que dañen la flora vaginal causando irritación o sequedad, dura 10 años con un buen uso, se limpia fácilmente, la puedes dejar hasta por 12 horas, no genera desperdicios, no se siente, no se ve y no hay pérdidas si es la talla y densidad indicada... es hora de revolucionarnos, usar cosas que nos hagan sentir bien, no dañen nuestro cuerpo, el planeta en el que vivimos y nuestros descendientes vivirán.

Sabemos que al principio puedes tener muchas inquietudes, aquí vamos a estar para acompañarte, aquí dejamos una entrevista que hizo Meluna con la Dra Alcalde para responder algunas dudas.

  

¿Qué es la Copa Menstrual?

La copa menstrual es un recipiente que se inserta en la vagina durante la menstruación para recoger el flujo menstrual. A diferencia de los tampones, que también se usan internamente, la copa menstrual no absorbe el fluido menstrual; ésta queda contenida en el interior de la copa hasta que se extrae de la vagina y se desecha el líquido. Después se lava la copa y se coloca otra vez.

 

Existen muchas inquietudes acerca de la copa menstrual ¿hay algún riesgo al usarla?

Dra. Alcalde: Desde mi punto de vista y analizando investigaciones científicas sobre el tema, no veo que exista ningún riesgo, al contrario existen testimonios de mujeres  que hablan de una mejoría en cuanto a su calidad de vida, al utilizar la copa en comparación a otras opciones. Es muy cómoda y muy practica y da mucha independencia a la mujer porque es 100% invisible y se pueden hacer todas las actividades de siempre: ir al gimnasio, a la playa, nadar, hasta bañarse desnuda…. Además llevas solo un único producto y no 5- 6 productos en el caso de las tampones o compresas...y es mucho más económico que los tampones o las compresa!!!

 

Desde el aspecto ginecológico ¿qué es lo más interesante de la Copa?

Hay muchas ventajas:

1.      Protege y conserva la flora vaginal  ya que recoge el fluido menstrual y no lo absorbe como lo hacen los tampones, así apoya la protección natural que facilita la flora vaginal y ayuda evitar infecciones vaginales.

2.      Es muy cómoda ya que es una sola copa la que hay que transportar y va incluida en una práctica bolsita que puedes llevar a todas partes con mucha discreción. Se puede dejar dentro hasta 10 horas y también durante la noche, siempre a tener en cuenta la cantidad del fluido menstrual que cada mujer tiene.

 

¿Por qué dicen que “la copa es el tampón del siglo XXI”?

Dra. Alcalde: Porque la copa todavía va más allá de los beneficios del  tampón. No es algo que utilizas y después  tiras a la basura: la tienes que manejar tú misma, limpiarla y reutilizarla, lo que hoy   en día en una sociedad de consumo son cosas que ya no deben hacer, pero creo que hay que aprenderlo otra vez.

 

¿Qué más podemos aprender con la Copa?

Dra. Alcalde: Saber que nuestros recursos son limitados y que tenemos que ser más consiente con el medio ambiente. Te puedes imaginar ¿cuántos tampones y compresa llegan a través del sistema de canalización en las purificadoras? Cada mujer utiliza en su vida 10.000 tampones o compresas. El esfuerzo para eliminarlas es enorme. El futuro es evitar residuos y reutilizar cosas más a menudo. Además tenemos que despedirnos de la conducta de “usar y tirar” teniendo en cuenta que los recursos son limitados hoy día  en este mundo: la copa es un buen ejemplo que podemos cambiar.

¿Puede recomendarse la copa a jóvenes que acaban de tener su primera menstruación?

Dra. Alcalde: Sí, si ellas ya han tenido una relación sexual. En el caso contrario la copa podría dañar su himen. La mayoría de las chicas suelen olvidar su primer día del período y no preveen llevar tampones o compresas y ¿qué hacer? Con la copa esto no pasa: la tienes siempre en tu bolso y te la puedes colocar incluso de manera preventiva, antes de menstruación, ya que no afecta en absoluto en la flora vaginal y resulta muy cómoda.

¿En cuántos meses se amortiza la compra de una copa menstrual?

Dra. Alcalde: Vivimos en un tiempo de crisis y hay mucha gente que no llega al fin de mes y comprar una caja de compresas o tampones es un gasto considerable. Es el aspecto económico de la copa el más importante: en cuatro o cinco meses has compensado su valor y tiene una vida de hasta 10 años.

¿Existe el riesgo de tener pérdidas de flujo menstrual?

Si está correctamente colocada no hay ningún riesgo. La mujer siempre tiene que controlar si la copa se ha abierto bien dentro de la vagina, debe desdoblarse completamente. Ten en cuenta que la cantidad de flujo menstrual no es un indicativo para la talla o densidad de tu copa, si tienes más flujo menstrual (sobre todo en los primeros días) debes desocupar tu copa más veces en el día.

Entonces, ¿es segura la copa?

En general, la copa es más segura que el tampón por dos razones: Primero, porque puede permanecer dentro de la vagina hasta 10 horas y si la has olvidado, como pasa muchas veces con el tampón, no pasa nada, la lavas y la colocas otra vez. Segundo, porque la copa puede recoger mucho más líquido: hasta 42 ml, la versión XL, que es bastante más de lo que un tampón puede absorber.

¿Puede practicarse sexo con la copa puesta?

Puede practicarse sexo oral. Ésta es otra de las ventajas de la copa. El sistema con el que cuenta es de obstrucción, por lo que no existe el riesgo de tener pérdidas (si está bien colocada). La copa queda totalmente invisible, no hay un hilo que pueda molestar, como en el caso del tampón, no hay olores ni fluido menstrual.

¿Puedo utilizar la copa después del parto?

Sí, pero tras pasar 2 ciclos menstruales, ya que no se recomienda el uso de la copa durante el período de cuarentena, debido a las posibles inflamaciones vaginales ocasionadas por el parto. Consulta a tu matrona o ginecólogo si estás a punto de terminar tu cuarentena y quieres empezar a usar la copa.

¿Puedo utilizar la copa con un DIU?

Sí. La copa se coloca en la entrada de la vagina y el DIU va colocado en el útero, por lo tanto son compatibles. De todas formas es recomendable advertir al/la ginecólogo/a de su uso para que revise de forma periódica los hilos del DIU.

¿Puedo usar la copa con el anillo vaginal?

Sí, son compatibles aunque hay que tomar en cuenta varias recomendaciones. El anillo está en una posición más alta en la vagina de lo que lo está la copa, pero la forma en la que el anillo está dentro de cada mujer es diferente y variable. Si usamos la copa junto con el anillo debemos asegurarnos de que el anillo no se queda dentro de la misma puesto que esto puede disminuir su eficacia anticonceptiva ya que las hormonas se absorben a través de la mucosa de la pared vaginal. Consulta con tu ginecólogo en caso de duda.

¿Puedo usar la copa si tomo pastillas anticonceptivas o llevo el parche hormonal?

Sí, son completamente compatibles los anticonceptivos orales y hormonales con el uso de la copa menstrual.

¿Puedo utilizar la copa si nunca he mantenido relaciones sexuales?

Ahora se ofrecen un gran abanico de diferentes tamaños y texturas de copas ideales para esto. ¡Atención! Aunque la copa es muy pequeña puede dañar el himen al abrirse en la vagina. Si la conservación de tu himen es un asunto importante para ti, no podemos asegurarte que este sea tu método ideal. 

 

¡TENGO PÉRDIDAS! ¿POR QUÉ?

Causa A: La copa no está colocada correctamente. Esta es una de las causas más comunes de pérdidas con la copa menstrual, asegúrate de que has colocado correctamente tu copa. Te recordamos cómo hacerlo: La copa MeLuna es 100% invisible y se coloca de la misma manera que un tampón aunque, dependiendo de la anatomía de cada mujer, podrá situarse más arriba o más abajo, es decir, más o menos cerca de la entrada de la vagina. Te dejamos este vídeo realizado por una de nuestras asesoras donde verás múltiples formas de plegarla, te recomendamos ir probando hasta dar con la que te va mejor a ti.

Si está bien colocada no debes notarla en ningún momento. Asegúrate de que la copa se haya abierto correctamente haciendo girar la copa después de introducirla. Algunas mujeres tienen pérdidas porque al introducirla no lo hacen en la dirección correcta (hacia la espalda, dirección natural de la cavidad vaginal) y dejan totalmente fuera el cérvix , que es la salida natural de nuestro flujo menstrual.

Causa B: La copa es demasiado grande. Puede que la copa sea tan grande que no se abra bien, le falta espacio para desplegarse. Está como apretada dentro de la vagina y las pérdidas vienen de las "arrugas" de la copa. ¿Qué hacer para comprobarlo? Puedes manipular la copa para que se abra mejor girando la copa hacia un sentido y otro y empujar hacia dentro y tirar hacia fuera un poco para ver si así se abre. Debes sentir vacío, el vacío es una buena señal de que se abre bien y esta bien plegada a los paredes de la vagina. ¿Hiciste el test antes de adquirir tu copa? Recuerda que la cantidad de flujo menstrual es el factor menos determinante a la hora de escoger la talla.

Causa C: La copa es demasiado pequeña. ¿Notas que la copa "baila"? ¿Tienes dificultades para sacarla porque se sube mucho? Notarás que es pequeña porque la copa se puede mover muy fácilmente dentro de ti y las pérdidas vienen de por los laterales, ya que no cierran herméticamente. También puede ocurrir que la pelvis de la vagina la empuja hacia arriba y luego tienes dificultades para sacarla. Todo esto indica que la copa es pequeña.

Causa D (en Meluna): La copa es demasiado blanda. Puede que la musculatura de tu propia pelvis la apriete y no se abra bien dentro de la vagina. Esto puede pasar si has escogido la textura Soft aún teniendo una musculatura pélvica normal. Recuerda que la mayoría de mujeres son usuarias de la textura Classic y un menor porcentaje son usuarias de Soft, debido a una musculatura débil o una gran sensibilidad, Puede que hayas escogida la textura Classic pero, tal vez sin saberlo, tienes un suelo pélvico bien entrenado y/o desarrollado. ¿Practicas Yoga, Pilates, danza del vientre, ejercicios de Kegel o montas a caballo? O simplemente ¿haces mucho deporte? 

Causa E: Te has guiado por tus tampones. Son varios los factores que influyen en la elección de la talla: complexión física, altura, edad, partos vaginales y estado físico. Siendo la cantidad de flujo el factor menos decisivo y relevante a la hora de decidir el tamaño de nuestra copa.

 

¿Cómo y cuándo esterilizar tu copa menstrual?

Tranquila! Porque no necesitas esterilizar tu copa cada vez que la vacíes, basta con un aclarado con agua tibia y, si lo deseas, un poco de jabón suave y sin perfume. Recuerda que la copa menstrual permite que estés hasta 12 horas sin cambiarte, por lo que puedes evitar cambiarte en un servicio público pero, en el caso de que tuvieras que hacerlo puedes usar un poco de papel o toallitas húmedas. Antes y después del último uso de tu periodo, lava o esteriliza tu copa menstrual con cuidado y guárdala en su bolsa para una adecuada ventilación. No guardes la copa menstrual en un recipiente hermético o bolsa de plástico. Hay mujeres que esterilizan su copa menstrual después de cada período y hay mujeres que lo hacen de forma más espaciada. A continuación te presentamos los diferentes métodos de esterilización más populares, tanto para esterilizar copas menstruales como artículos de bebé: tetinas, biberones, chupetes, mordedores, etc. ¡Recuerda! Antes de esterilizar, debes lavar el artículo. Cualquier elemento que quieras esterilizar debe ser lavado concienzudamente, comprueba que no hay restos de leche o alimentos, en el caso de artículos para el bebé, o bien sangre, en el caso de la copa menstrual.

Método Milton (agua fría) Requiere pastillas esterilizadoras o líquido Milton Esterilización tabletas + un recipiente + agua corriente. Esteriliza en 15 minutos. El ingrediente activo es el mismo usado para hacer el agua segura para beber. Clínicamente probado para eliminar el 99.9% de los gérmenes como bacterias, hongos y virus. Saber más. Ventajas: No requiere electricidad, no hay riesgo de quemaduras. No hay necesidad de enjuagar. Útil para viajes. Blanquea la copa menstrual que adopta color rojizo (por el hierro de la sangre) con el uso. Es seguro y elimina gérmenes. Contras: impacto en el medio ambiente, como todo producto químico, es contaminante, con lo que es recomendable hacer un uso responsable.

Ebullición (agua caliente) Requiere recipiente resistente al calor + tapa o cubierta + agua corriente. Esteriliza en 5-20 minutos, dependiendo del objeto a esterilizar. Ventajas: No es un método químico, es económico, no hay necesidad de enjuagar. Es seguro y elimina gérmenes. Contras: Peligroso con un alto riesgo de quemaduras. Requiere más tiempo. Difícil controlar los tiempos de cada objeto, requiere experiencia. Gasto energético (gas/electricidad).

Esterilizador de vapor eléctrico Requiere aparato específico + electricidad + agua corriente. Esteriliza en 8-12 minutos, dependiendo de la marca del aparato. Ventajas: No es un método químico, no hay necesidad de enjuagar. Es seguro y elimina gérmenes. Contras: El equipo puede ser un poco voluminoso, hay que seguir las instrucciones de enfriamiento para evitar quemaduras.

Esterilizador microondas Requiere recipiente + agua corriente + electricidad + horno microondas. Esteriliza en 3-5 minutos, depende del objeto y la potencia del aparato. Ventajas: No es un método químico, es rápido y económico. No hay necesidad de enjuagar. Contras: Hay que seguir las instrucciones de enfriamiento de tiempo para evitar quemaduras, no es adecuado para el metal.

Como vez, son múltiples las opciones para esterilizar tu copa menstrual. Puedes combinarlas en función del momento, por ejemplo: hervir en casa y Milton de viaje o cuando tienes prisas. Recuerda que no debes esterilizar tu copa menstrual cada vez que la vacíes, sólo al terminar tu período. Muchos profesionales incluso recomiendan espaciar la esterilización, de manera que se haga cada 3-4 periodos, incluso más, según cada caso particular. Cada método de esterilización tiene sus ventajas, sus desventajas y su impacto en el medio ambiente, ya sea químico, físico o una combinación de ambos.

 

Para aclarar la copa puedes ponerla con abundante bicarbonato, en agua al clima por 15 minutos y frotar un poco, este proceso no debe hacerse todos los meses para no deteriorar el material de la copa.

 

Hay tres maneras de doblar la copa para introducirla

  1. Se dobla y se introduce en el canal vaginal
  2. Con los dedos índice y/o corazón se empuja desde la base de la copa hasta introducirla completamente en la vagina, incluyendo la terminación de la base para evitar molestias

 

Así debe quedar instalada la copa dentro del cuerpo:

Aprender a introducir y sacar tu copa lunar puede requerir algo de práctica, será más fácil a medida que la uses y te familiarices con tu vagina. El mejor momento para practicar son los dos últimos días de sangrado.

 

Cuando la vayas a usar por primera vez, lávala muy bien con un jabón de pH neutro y enjuágala con agua y unas cuantas gotas de vinagre, así tu copa estará lista para ser usada y libre de impurezas. Esta limpieza profunda la puedes hacer cada vez que termine tu luna y vayas a guardar tu copa por unas cuantas semanas.

Para mantener tu copa menstrual en perfecto estado y que te dure muchos años, es importante que sigas las siguientes recomendaciones:

  •  Para esterilizar tu copa, cúbrela completamente de agua caliente, no la dejes sobre el fuego.

 

Algunas chicas nos compartieron sus experiencias con la copa, aquí se las dejamos:

"Empecé a usar la copa a los 17, tengo 21 años y es lo mejor que me ha pasado. Salir sin temor a mancharme, no poder usar lo que quiera porque la toalla se me marcaba o incomodidad con los tampones aparte mis cólicos disminuyeron muchísimo. Siempre la recomiendo 🥰"
Mariana Martínez

 

"La copa menstrual literalmente cambió mi vida. Odiaba mi periodo, para mi era la peor época, me incomodaba todo lo me ponía y no quería salir de mi casa para nada. A los 16 encontré como por arte de magia información sobre la copa menstrual, así que le comenté a mi mamá y decidimos comprarla. Las primeras veces que la usé no fue nada fácil, no sabía cómo usarla entonces no siempre me la ponía bien, pero con el tiempo me adapté y ahora la uso con una facilidad increíble. Desde el momento en que me sentí cómoda con mi copa se me cambió la vida. En mi periodo me sentía feliz y cómoda conmigo misma, podía hacer todo lo que hacía con total normalidad, jugaba mis partidos de basquetbol y voleibol, nadaba, corría, usaba la ropa que quería, en fin, podía vivir la vida normal que no había podido tener desde los 12 con mi periodo."
Camila Sánchez

 

"Uso la copa menstrual hace casi 8 o 9 años, en esa epoca era casi imposible encontrarlas a la venta, di con esta opción buscando en internet ya que soy super alergica a las toallas, tampones y protectores, y fue lo máximo. Pase mucho trabajo al principio, se me desacomodaba, no ajustaba a presión, el palito para jalarla me chuzaba, en fin fue un camino duro, pero cuando quedaba bien acomodada la amaba, ir a la universidad y devolverme a mi casa sin miedo de haberme manchado y entrando poco al baño a cambirme fue lo máximo. A veces despues de años me pasa que se desacomoda, pero ahora complemento con calzones absorbentes que también son lo máximo para evitar accidentes incómodos. Se la termine recomendando a todas mi primas, y todas la usan, y ni hablar del ahorro!! La verdad me encanta, me encanto desde el día uno, no es fácil acostumbrarse pero es lo máximo. Y genial que ya las chicas que la empiezan a usar pueden encontrarla en muchas tiendas y hasta en droguerías."
Vilmary Perea

 

"Soy una adolescente de 15 años, y he escuchado de la copa desde los 13. Siempre me llamó la atención pero me daba miedo porque ni tampon me había puesto nunca 😂. El caso, la compré a finales del año pasado, pero me daba mucho miedo entonces fue hasta febrero que tomé valor. Y que buena decisión! Me tomó 15 min la primera vez, en posición acostada, respirando y pensando en cosas relajantes, y casi sin darme cuenta estaba adentro. No dolió ni la sentí luego. En estos meses me he ido acostumbrando y ahora sentada, me toma 1 minuto todo el proceso. La súper recomiendo para conocerte mejor, para dejar el asco propio y para bajar el impacto de tu ciclo en el mundo ☺️💖".
Hellena

 

 

¡Hola chicos!

He seguido su página por un tiempo. Amo la labor que hacen y lo maravilloso que es ver qué impulsan iniciativas de no consumismo desde el amor al cuerpo. 
"Frente a la copa quisiera manifestarme, en especial porque fue una compra que me cambió la vida. Hace dos años, una de mis amigas y yo decidimos hacer esta compra por curiosidad, ya que habíamos leído un montón sobre ella y nos encontrábamos inconformes con todo lo que había en el mercado. Yo soy una persona que tiene muchas alergias y descarto los productos con rapidez, así que la compré con muchísimo temor de que fuera el mismo caso. Cuando nos llegó, vimos videos y prometimos llamarnos cuando fuera el momento de usarla. Personalmente, siempre he odiado los tampones. Nunca pude usarlos y sentirme cómoda. De igual forma, las toallas desechables me provocaban alergia como les conté anteriormente. Digamos que cada mes sufría incomodidades que no deseo a ninguna chica. La primera vez de uso me sentí extraña, pero satisfecha de que mi cuerpo la aceptara. Ese día me cuestioné mucho el cambio de la copa en mi trabajo y en espacios como el gimnasio. Pero, con mucha información por parte de otras chicas más expertas, aprendí con rapidez cómo manejar todo esto y algunas técnicas para colocarla y removerla sin molestia. Los primeros meses se iba haciendo menos extraño el cambio y mi cuerpo lo agradeció mucho. Ya no era una tortura, ya no debía cancelar planes como salir a caminar por horas al aire libre, hacer deporte, ir a eventos sin un bolso lleno de toallas y paños. Amé más mi cuerpo, al no verlo sufrir por algo que es natural. También entendí que ayudaba al planeta, con el asunto de los desechos sanitarios. Ni mencionar lo que ha sido no invertir en elementos como toallas o tampones cada mes para nuestro bolsillo. Ahora tengo dos copas Meluna, una clásica y una sport, que son mi ayuda cada mes. Además, he ayudado a algunas amigas con dudas cuando empiezan este bonito aprendizaje que conlleva usar la copa. Todas coincidimos que nos ha ayudado a aceptarnos más, que da mayor consciencia entorno a nuestro ciclo menstrual y que es una pequeña revolución, que se hace más grande, al no mercantilizar nuestros periodos con productos que finalmente son nocivos a nuestro cuerpo. 
(Lo anterior por una anécdota graciosa frente a esos pañitos que sacó una marca conocida que promocionaba  "frescura extrema" por esa idea de que las mujeres debemos tener una asepsia anormal y extrema, casi dañina y a veces dolorosa.)
En fin, todo esto para decir: los cambios a veces pueden causarnos temor, vemos la copa como algo extraño y poco higiénico; pero tal vez esto es porque no hemos tenido la oportunidad de adentrarnos en usarla y entender su funcionamiento. Tal vez nos negamos a ello y necesitamos una iniciativa amigable para intentar, una buena referencia para practicar y una idea: poder vivir y aceptar a nuestros cuerpos, sin querer cambiar su perfección, sin querer ponerlo bajo imaginarios irreales y sin querer luchar contra él. Siendo felices y conformes con ellos, escuchando sus necesidades y ayudando al mundo que habitamos. 
¡Feliz noche!"
Cristina.

 

Ahora si: a cambiarte a la copita!!!

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados