Una piel saludable es la nueva piel perfecta

Una piel saludable es la nueva piel perfecta

Por mucho tiempo ha estado de moda un skincare en el que se fuerza a la piel a ser perfecta, a no tener poros y a ser absolutamente brillante en todos los ambientes, afortunadamente esto ya está pasando de moda y estamos entrando en una era un poco más realista y holística.

La realidad es que la piel es un tejido vivo y cambiante, al que tenemos que cuidar según la situación física y ambiental específica. También debemos tener en cuenta que la salud de la piel no depende de un producto o un tratamiento únicamente: variables como el alimento, el ejercicio, las hormonas, el microbioma, la humedad en el ambiente, exposición al sol o al frío, el tipo de ropa que usas, qué tanto duermes y otros hábitos que tienen van a influir mucho en la salud de tu piel, por lo tanto el enfoque debe ser holístico.

Hoy te queremos explicar cómo funcionan los productos en tu piel, y cómo deberías escogerlos en beneficio de tenerla sana y por lo tanto linda.

La hidratación es esencialmente una mezcla de aceite y agua que restaura la capa más externa de la piel a su condición natural, esta capa de aceite va a evitar que el agua se evapore, manteniéndola hidratada.

 

Por sí mismos, los aceites y bálsamos no ofrecen una hidratación “completa”.  Necesitan algo a base de agua para hidratar primero la piel, se conocen como emolientes u oclusivos. También podrían llamarse "sellos de humedad" o "bloqueos de hidratación". Por eso es muy importante usar un tónico antes de aplicar el aceite facial o el aceite corporal sobre la piel húmeda (también es buen tip aplicarlos justo después de la ducha con la piel aún húmeda).

El tónico agrega hidratación real a tu piel. Una vez que tu piel haya sido hidratada con el tónico, el humectante la fijará, previniendo la evaporación y protegiendo tu piel de los elementos.

La hidratación es un proceso, y consiste en pocos pasos:

1. Nos ponemos agua y humectantes en la piel (tónico o agua).

2. Aplicamos aceites u oclusivos para retener la humedad (aceite facial y bálsamos).

3. Dejamos absorber un rato, y seguimos con nuestras vidas felices :)

 

Las emulsiones a base de agua le brindan hidratación y oclusión (agua y aceite) en un solo producto. El uso de un hidratante y oclusivo por separado le permite adaptar su experiencia a las necesidades de su piel. Dependiendo de la época del año, tu piel podría usar más o menos de cada producto, mezclando y combinando según las necesidades únicas de su piel.

 

Cuéntanos según esto cómo es tu rutina de amor con tu piel.

🫶🏽

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.