Desintoxicar tus axilas? No hay problema!

Deshacerte de los químicos de los que has sido víctima por años no suena como un trabajo fácil.

Cuando te das cuenta que utilizar químicos en tus productos de belleza y cuidado personal no está bien, porque la piel igualmente absorbe lo que le pones encima, decides dejar de utilizar todos los productos que tengan en sus ingredientes nombres impronunciables, pero no esperas lo que se viene.

La desintoxicación es una respuesta normal del cuerpo cuando deja de recibir todas las toxinas que básicamente son componentes que no le sirven de nada al cuerpo, e incluso le hacen daño, en este momento tiene un poco de respiro y empieza a eliminar todo esto. Lo que no mucha gente sabe es que este proceso no es el más fácil de vivir, pero vale totalmente la pena para darle un poco de amor a tu cuerpo que ha recibido durante tanto tiempo cosas tan toxicas: cuando estás desintoxicado no vas a volver a querer atrás.

La desintoxicación general es un asunto bien complejo, por ahora vamos a hablar del cambio a un desodorante natural.

 

Los desodorantes comerciales (y no naturales) generalmente tienen aditivos que bloquean el sudor, y se almacenan en las glándulas sebáceas, algunos de estos son: aluminio, ftalatos, propilenglicol, formaldehído, parabenos, sustancias antibacteriales, entre otros que son conocidos por tener efectos cancerígenos, disruptores hormonales, interferir con el sistema inmune y causar alergias, entre otras cosas que nadie se quiere causar a sí mismo.

Las dos ventajas cruciales de la desintoxicación son que básicamente vas a estar libre de toxinas y tu cuerpo va a poder funcionar normalmente (a veces uno se da cuenta de esto cuando ya tenemos problemas de salud), y la otra, que el periodo de ajuste a desodorantes naturales va a ser más corto.

Bueno, ahora si... pasemos a hablar varios consejos de desintoxicación de las axilas.

Vas a necesitar: 1 cucharada de arcilla verde, o arcilla bentonita, 1 cucharada de vinagre de manzana orgánico y de 1 a 2 cucharadas de agua pura. Mezcla los ingredientes en un envase que no sea metálico y ponlo en tus axilas por 20 minutos. Si te empieza a arder retíralo inmediatamente con agua, se va a poner un poco rojo pero es normal y se va pronto, lava con agua tibia, y repite todos los días hasta que notes que la situación mejora.

Adicionalmente recuerda tomar mucha agua durante esos días, y si puedes realiza cepillado seco o dry brushing en tu cuerpo antes de bañarte.

 

 



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados